Saltar al contenido
American Stanford

Tipos de American Stanford y otros Pitbull

American Bully

Las razas American Pit Bull, American Stanford y American Bully, como las monarquías europeas, están muy emparentadas. De forma resumida, son resultado del cruce entre el Bulldog y el Terrier de finales del siglo XVIII, que eran diferentes de como los conocemos hoy en día.

Para mayor confusión, el término «pit bull» es una denominación genérica de todos aquellos perros de la variedad bully (digamos «pendenciero») dedicados a las peleas con ganado vacuno, peleas en hoyos (pits), y, posteriormente, a las peleas de perros.

El origen documentado de las razas American Pit Bull y American Stanford se sitúa hacia 1850. Su procedencia estaría en los linajes de Pit Bulls y Staffordshire Terriers (ambos sin American) que, procedentes del Reino Unido, llegaron a Estados Unidos a principios del siglo XIX junto con los emigrantes.

Ya en los Estados Unidos fueron utilizados, además de para la pelea, como guardianes del ganado, de las granjas, de las familias y para caza mayor. Los linajes se mantuvieron puros, evitando los cruces. Con el paso del tiempo, los Pit Bulls y los Staffordshire Terrier americanos se fueron distanciando de los británicos. Los criadores empezaron a seleccionar perros más altos y un poco más grandes.

En la década de los 60 del siglo XX, se empezó a trabajar la diferenciación de los American Pit Bull Terrier y de los American Staffordshire Terrier, introduciendo diferencias tanto de carácter como de apariencia física.

Teniendo en cuenta que hasta la década de los 80 del siglo XX no se prohibieron las peleas de perros en Estados Unidos, las características de ambas razas se diferenciaban, además de por la apariencia física, por el carácter. Con el tiempo las diferencias se han ido incrementando de modo que los criadores de ambas razas no consideran conveniente el cruce entre ellas.

En el caso del American Bully, la historia es más reciente, su reconocimiento como raza se sitúa en el 2013.

A continuación aclararemos las diferencias que hay entre ellos ya que las similitudes son bastantes.

Pit Bull

La denominación «Pit Bull» es muy genérica. Aquí haremos referencia a la raza American Pit Bull Terrier (APBT). El reconocimiento del American Pit Bull Terrier como raza ha sido muy controvertido dado que estos perros estaban asociados a las peleas de perros.

Desde su llegada a los Estados Unidos de América, los «Pit Bull» fueron perros de gran utilidad y muy apreciados por los granjeros norteamericanos.

En 1898, se creó el UKC (United Kennel Club) con la finalidad de reconocer a los «Pit Bull» con el nombre American Bull Terrier. Este reconocimiento no fue aceptado por el AKC (American Kennel Club) ya que los American Bull Terrier eran seleccionados para la pelea.

En 1909, un grupo de criadores y de amantes de los perros del linaje Colby crearon la ADBA (American Dog Breeder Asociation) con el fin de registrar los perros como American Pit Bull Terrier.

Pal the wonder dog

En los años 30 del siglo pasado, la aparición en películas del «Pit Bull» Pal the wonder dog y de su hijo Pete, dio aún más popularidad a este tipo de perros en los Estados Unidos de América.

Esta popularidad provocó que, en 1936, el AKC registrara como Staffordshire Terrier (que a partir de 1972 pasaría a llamarse American Staffordshire Terrier) a los «Pit Bull» ya registrados por la UKC y la ADBA.

A partir de 1963, debido a los distintos objetivos en la cría y desarrollo de la raza, ya se puede hablar de la raza American Pit Bull Terrier.

En cuanto al carácter, la historia del «Pit Bull», cargada de violencia, le ha generado la mala fama de ser un perro agresivo. Esta historia negra olvida el hecho de que los criadores oficiales de la raza American Pit Bull Terrier han desarrollado linajes que no son violentos y que están aprobados por la ATTS (American Temperament Test Society). Las pruebas de ADN realizadas en animales violentos han venido a demostrar que estos no procedían de perros estándar de la raza.

Los American Pit Bull Terriers procedentes de criadores certificados tienen un carácter equilibrado, son sociables, inteligentes, activos y de gran fidelidad.

El buen carácter de estos perros debe ir acompañado de una buena educación y adiestramiento.

American Bully

American Bully

La historia del American Bully es de factura reciente. Su reconocimiento como raza se llevó a cabo en el 2013.

Fueron creados con la idea de obtener el mejor compañero, cruzando el American Pit Bull, el American Stanford y otras razas de Bulldog, tratando de combinar aspectos específicos de cada una de las razas originarias. La obtención de esta nueva raza, es un trabajo cuidadoso llevado a cabo por unos pocos criadores.

En general, los American Bully muestran un carácter muy vital, demuestran ser felices y son juguetones y amistosos.

Son seguros en sí mismos y no se amilanan fácilmente. Esta confianza en sí mismos no debe confundirse con agresividad. Con las personas con las que convive muestran gran afecto y lealtad.

American Staffordshire Terrier

cachorros American Staffordshire Terrier

De toda la gama de «Pit Bulls», el American Stanford fue el primero en ser reconocido como raza. En 1936, el AKC (American Kennel Club) lo reconoció como Staffordshire Terrier y, en 1972, fue recalificado como American Staffordshire Terrier con la finalidad de diferenciarlo de la raza inglesa. El UKC (United Kennel Club) lo reconoció como raza en 1975.

Esta raza procede del cruce los linajes Colby, Lloyd, Tudor y Corvino. El perro que sirvió para establecer el estándar de la raza fue Colby Primo, nacido en 1935.

Debido a su constitución física, da la impresión de gran fuerza, en comparación con el tamaño. Es musculoso, ágil y con coraje.

American Stanford blue

El American Staffordshire Blue es una variante de color que está siendo tendencia. Esta variante está presente en todas las razas incluidas en la denominación «Pit Bull».

La característica de este tipo de American Stanford radica en la pigmentación de la trufa, el color del manto, de los ojos e incluso de las uñas.

El origen de esta coloración reside en un gen de pigmentación que es recesivo homocigótico. Este gen recesivo reduce la formación de la eumelanina, que es el pigmento negro. Esto hace que la coloración sea grisácea.

En el caso del American Stanford Blue la coloración de la trufa adopta el color gris azulado, los ojos son azul claro, el manto es de color gris y las uñas pueden ser gris azuladas. El color gris puede ir acompañado de blanco. La coloración clara de los ojos puede dar lugar a problemas de visión, pudiendo desarrollar ceguera o cataratas.

American Stanford gris

Esta variante del American Stanford, como en el caso del Blue, es debida al mismo gen recesivo. En la variante gris la producción de eumelanina es diferente. En este caso, el color de la trufa puede ser negro, el manto adquiere color gris o gris y blanco.

American Stanford atigrado

La característica «atigrado» hace referencia a una coloración del manto formada por bandas o remolinos, alternadas de forma irregular de diferentes colores. Puede dar color al cuerpo, todo o parte, o sólo a las orejas, cola y extremidades.

Lo normal es que, en el «atigrado», el color más claro domine sobre el color más oscuro, aunque también se puede dar un «atigrado inverso», en el que el color más oscuro predomine sobre el más claro.

American Stanford negro

El American Stanford de color negro es un perro de gran belleza; ahora bien, es un color muy difícil de conseguir. El color negro absoluto se manifiesta como tal tanto a la sombra como al sol. Otra dificultad para la obtención del color negro intenso reside en que los American Stanford de color negro llevan asociado el gen recesivo azul. Este hecho hace que algunos descendientes de estos animales tengan color azul.

Valoración
[Votos: 2 Valor: 4.5]