Saltar al contenido
American Stanford

Todo sobre el American Bully

American Bully

El American Bully es una raza que se empezó a desarrollar en los años 80 del pasado siglo. Esta raza es el resultado del cruce de American Pitbull Terrier, American Staffordshire Terrier, French Bulldog, American Bulldog, English Bulldog, Staffordshire Bull Terrier y Olde English Bulldogge. Su reconocimiento como raza se produjo en 2013.

Temperamento del American Bully

El American Bully es una raza creada para ser el perro de la familia. Con esta finalidad, en su desarrollo se buscaron características como ser: amistoso, cuidadoso y animado.

A pesar de su imagen «feroz», no tiene rasgo alguno de agresividad hacia las personas. Si buscamos un perro guardián, el Bully Pit NO ES el mejor candidato por su temperamento amistoso.

En general, los American Bully muestran un carácter muy vital, demuestran ser felices y son juguetones y amistosos. Son seguros en sí mismos y no se intimidan fácilmente. Esta confianza en sí mismos no debe confundirse con agresividad. Con las personas con las que conviven muestran gran afecto y lealtad.

Variedades de American Bully

El American Bully, aun siendo una raza muy reciente, puede tener diferentes tamaños, según el International Bully Kennel Club (IBKC) serían:

  • American Bully Estándar: es de tamaño medio. La altura de los machos oscila entre 43 y 53 cm. En el caso de las hembras varía entre 40 y 51 cm.
  • American Bully Mini: es de tamaño pequeño. En el macho la altura es menor de 35,5 cm, mientras que en las hembras se sitúa por debajo de los 33 cm.
  • American Bully Pocket: es de tamaño pequeño. En el macho la altura está entre 35,5 y 43 cm, mientras que en las hembras se sitúa entre 33 y 40 cm.
  • American Bully XL: es la variedad de mayor tamaño. Es más proporcionado y estilizado. Los machos alcanzan los 53-57 cm; las hembras, 51-54 cm.

Para el American Bully Kennel Club (ABKC), además de reconocer los tamaños anteriores, a excepción del Mini, se suma la variedad:

  • American Bully Classic: es la que más se parece a los individuos originales, tiene la misma altura que la variedad estándar, pero su cuerpo es más fino.

En relación al tamaño, hay otras variedades consideradas no oficiales, como por ejemplo: Micro Bully, Bully XXL, Micro Mini American Bully y American Bully Extreme.

En cuanto al color del manto, la variedad es muy grande, por lo general suelen ser variaciones bicolores o tricolores en las que uno de los colores es el blanco con extensión variable principalmente en el pecho.

Cuidados del American Bully

El American Bully es un perro que tiene tendencia a enfriarse con mucha facilidad, por ello, conviene tener al perro abrigado o en lugar caliente. Cuando el clima es frío, es recomendable abrigar al perro cuando salgamos a pasear.

El American Bully es un perro que se deja querer con facilidad, para su educación hay que evitar mimarlo. Conviene iniciar su educación desde el principio, marcando los hábitos y comportamientos que se quieren para el perro. En todo momento hay que mostrar firmeza y delicadeza. Este perro debe ser educado para sentirse uno más de la familia y para saber que no son los miembros alfa de la manada.

El entrenamiento incluye una buena socialización, tanto con otros animales, como con las personas, para que nuestro Bully se vaya acostumbrando al ambiente en el que vivirá.

Para el American Bully el ejercicio es importante. Los paseos son los momentos que más disfrutan los perros y en los que pueden hacer algún ejercicio intenso. Otras actividades que pueden realizar son: natación, agility o cualquier ejercicio donde pueda saltar, esquivar y cruzar obstáculos, y, muy especialmente, salidas al campo.

No olvidemos que los Bully son perros activos y que requieren una vida activa. Si nosotros no tenemos un perfil activo, el American Bully no debería ser nuestra mascota.

Valoración
[Votos: 4 Valor: 4.8]