Saltar al contenido
American Stanford

Bolsas para excrementos económicas y prácticas para tu American Stanford

Una de las tareas más desagradables que implica tener un perro es la de tener que ocuparse de sus excrementos.

Si acostumbras llevar a tu American Stanford a hacer sus necesidades en la vía pública, es importante que seas responsable y  juntes sus heces adecuadamente, por una cuestión de higiene, de salud, de ecología y de educación.

Se estima que un perro mediano genera unos 18 kilos de materia fecal al mes. Si la misma no es desechada de manera adecuada, con el tiempo se seca y se transforma en polvo, y luego se incorpora al aire que respiramos, dando lugar a numerosas enfermedades.

Los gérmenes provenientes de los excrementos se introducen en el cuerpo por medio de la respiración o al ingerir alimentos preparados en la calle. Esto genera infecciones por parásitos y dolencias del aparato digestivo, la visión, el corazón, el hígado y la piel.

Por eso, es importante que cada vez que salgas con tu American Stanford estés bien equipado para juntar sus restos y desecharlos en un lugar apropiado.

Un producto muy práctico y económico para ayudarnos en esta tarea son las bolsas para caca de perro de Amazon Basics. Las mismas se venden por cantidades, pudiendo optar por 300, 600 o 900. Cuanto mayor sea el número, menor será el precio por unidad.

Las bolsas vienen con un dispensador y clip de regalo, lo cual facilita tenerlas siempre a mano durante nuestros paseos. De esta manera, con sólo dejarlas enganchadas al asa de la correa, cada vez que queramos salir a la calle con nuestro American Stanford tendremos un problema menos del cual ocuparnos.

Cada unidad mide 22,9 centímetros de ancho y 33 centímetros de largo, y son a prueba de fugas, para un manejo seguro e higiénico de las heces. Cuentan además con flechas que apuntan hacia el lugar de abertura y son de muy fácil separación, lo que permite acceder a ellas rápidamente y sin que se rompan.

Las bolsas vienen en pequeños rollos, cada uno de las cuales contiene 15 unidades.  Para usar el dispensador que viene de regalo, tan solo hay que quitar la base, introducirlo y volver a colocar la tapa. Una apertura redonda en la lateral permite sacarlas una a una sin inconvenientes.

Por otro lado, estas bolsas son más gruesas que las tradicionales que se venden en los pet shops y en los bazares, lo que evita los olores desagradables. Gracias a sus medidas especiales, cuentan con espacio suficiente para cubrir tu mano, recoger los excrementos y darlas vuelta, dejando incluso lugar en la parte superior para hacer un nudo.

Tanto las bolsas, como el dispensador y el clip para correa de Amazon Basics tienen un discreto color negro. En definitiva, por todo lo dicho, se trata de una excelente opción por su calidad y precio para solucionar el problema de los desechos de nuestro American Stanford.

Valoración
[Votos: 1 Valor: 5]