Saltar al contenido
American Stanford

Champú de hidratación intensa para tu American Stanford

El American Stanford es un perro de pelaje corto y duro, que no requiere de grandes cuidados ni necesita de mucho tiempo en su aseo para mantenerlo sano y limpio.  

Por lo general se recomienda un cepillado semanal con un peine de goma con puntas blandas, para eliminar las fibras muertas sin arañar la piel. La frecuencia puede aumentar en primavera y otoño, que son las épocas donde suele producirse la muda de pelo.

En cuanto al baño, lo aconsejable es hacerlo una vez al mes, o cada mes y medio, salvo que se ensucie mucho durante sus actividades al aire libre.

Lo ideal es que en esta tarea se utilice un champú especial para perros, que sea adecuado para su raza y edad. Esto es fundamental para no dañar la capa protectora de su piel, algo que podría generarle afecciones cutáneas y otros inconvenientes.

Tanto para el cepillado como para el baño, es importante acostumbrar al American Stanford desde cachorro, buscando siempre que la actividad se realice en un ambiente relajado y tranquilo, y premiándolo cuando se comporte de forma adecuada.  

Para ello se pueden utilizar pequeños bocadillos, caricias y palabras elogiosas en un tono agradable, de manera que nuestro compañero entienda que estamos orgullosos de su conducta. Así aprenderá rápidamente cuál es la pauta que debe seguir durante estas tareas.

A muchos dueños de American Stanford les preocupa mantener la claridad del manto de sus perros, sobre todo el de aquellos de color blanco. En estos casos, si el pelo no se cuida adecuadamente, puede amarillearse y presentar un aspecto áspero, amortiguado y sin brillo.

Por lo general, esto es consecuencia del uso de champús ácidos y de aceites sintéticos, lo que también puede derivar en problemas cutáneos, infecciones y mal aroma en la piel.

Por ello, lo ideal es utilizar un producto que provea una hidratación intensa y aporte las proteínas necesarias para el desarrollo celular y combatir las resequedad y la fragilidad del pelaje.

Dentro de las opciones disponibles en el mercado, una de las más recomendadas es el champú de aceite de visón de Kw.

Se trata de un artículo completo, que puede ser usado tanto por perros como por gatos, dejando el pelo con un brillo sorprendente.

El producto viene en distintas presentaciones de diferentes tamaños y ofrece a nuestro American Stanford una hidratación intensa que también nutre y protege la piel, y facilita el proceso de secado.

Además, evita que el pelo se cargue de energía estática y aporta pesadez al manto.

Está hecho de materias naturales, con auténtico aceite de visón danés, casi sin conservantes y viene concentrado: para su uso es necesario diluirlo en tres partes de agua.

En definitiva, este champú de Kw es ideal para garantizar una limpieza absoluta de nuestro American Stanford, cuidando su piel y el pelaje, y ayudando a que mantenga su color y su brillo intactos.

Valoración
[Votos: 0 Valor: 0]