Saltar al contenido
American Stanford

La funda de coche ideal para tu American Stanford

Algunos American Stanford adoran viajar en automóvil, sacar sus cabezas por la ventana y sentir la sensación del viento golpeándoles el rostro.

Ellos son felices acompañándonos en todo momento, vayamos a donde vayamos. 

Además, el coche les da la posibilidad de olfatear un mundo de aromas  diferentes mientras está en movimiento, lo que hace que el viaje les resulte más interesante.

No te olvides que nuestros amigos tienen el sentido del olfato mucho más desarrollado que nosotros, por lo que, mientras circulamos por la ciudad o por el campo, percibirán todo tipo de olores y fragancias.

Esto es sumamente placentero para los perros y explica en buena medida por qué a la mayoría les gusta tanto andar en automóvil. 

Sin embargo, si eres de los que acostumbra llevar a tu American Stanford en el coche, debes tomar algunas precauciones de seguridad para evitar momentos indeseables.

Por un lado nuestro amigo debe ir siempre bien sujetado, ya sea por un cinturón especial o un arnés. De esta manera evitarás que se golpee ante un accidente, que caiga en la parte baja del asiento o que salte por la ventana si recibe algún estímulo irresistible desde el exterior.

Por el contrario, en ningún caso es recomendable que viaje en la parte delantera y mucho menos en la falda de una persona.

También es aconsejable que coloques una manta especial sobre los asientos, para impedir que el automóvil se te llene de pelos, que sus patas sucias manchen el tapizado, que vomite sobre él si se marea o que orine si tiene una emergencia.

Dentro de este rubro, una de las opciones más populares del mercado es la funda para coches de Omorc. Se trata de un producto impermeable y resistente, que viene con 2 cinturones de seguridad para prevenir que nuestro American Stanford se caiga o se golpee.

Con ella podremos llevar a dos animales en el asiento trasero y evitaremos accidentes, rasguños y otros inconvenientes, mientras nuestros perros viajan de una forma cómoda y práctica.

Esta funda se adapta al asiento y al pasamos, y cuenta con 2 cremalleras en el medio, que permiten por ejemplo que las sillas para niños y bebés estén totalmente apoyadas.

De esta manera, cuando la cremallera está cerrada, hay espacio para 3 asientos. En cambio, cuando está abierta, quedan 2 y se puede utilizar el apoya brazos.

Por otro lado, el producto posee también 3 láminas laterales y 2 bolsillos de almacenamiento, en los que se puede guardar la correa, la comida, los juguetes, pequeños platos y otros objetos de nuestro American Stanford de manera ordenada.

La funda es fácil de instalar, para lo cual sólo se deben abrochan las correas en los reposa cabezas y fijar los anclajes en el asiento.  A su vez, cuenta con una cubierta antideslizante que evita que se mueva.

Por último, limpiarla también es muy sencillo, ya que soporta el lavado a mano, al vacío, en máquina o con paño húmedo, lo que la hace un producto ideal para viajar en coche con nuestro American Stanford.

Valoración
[Votos: 2 Valor: 5]