Saltar al contenido
American Stanford

Suplemento vitamínico avanzado para tu American Stanford

Al igual que ocurre con los seres humanos, cuando los perros se hacen viejos empiezan a sufrir algunos problemas de salud propios de la edad.

En razas de tamaño mediano y grande, como el American Stanford, se considera que los animales se vuelven ancianos a partir de los 8 años.

Si tu compañero ya es un adulto mayor, es importante que sigas algunos cuidados especiales para mejorar su calidad de vida y ayudarlo a que se mantenga activo.

Por ejemplo, es fundamental que lo alimentes con una dieta adecuada y de calidad, específica para su edad, con menos calorías  y muchos nutrientes. Esto le permitirá controlar el peso y prevenir enfermedades.

Por otro lado, es común que los perros ancianos comiencen a presentar dolor articular y óseo, y molestias al realizar movimientos, lo que puede ser un signo de artritis.

También pueden sufrir de sordera, ceguera, enfermedades renales y disfunción cognitiva, entre otras afecciones propias de la tercera edad.

Con el paso de los años, puede que notes que tu American Stanford se cansa con más facilidad, le cuesta levantarse y ya no se mueve con la misma desenvoltura con la que lo hacía cuando era joven.

Para ayudarlos en este proceso, existen muchos suplementos alimenticios especiales, que ofrecen vitaminas extras a la dieta normal y les posibilitan mantener las articulaciones en buen estado y aminorar su desgaste.

Uno de los productos más recomendados por los veterinarios es Maxxiflex+, un suplemento avanzado para perros ofrecido por Maxxi Dog. Se trata de unas tabletas que lubrican las articulaciones, fomentan la estructura ósea y ayudan a mantener la fuerza del cartílago existente, promoviendo la movilidad de nuestro compañero por más tiempo.

Para ello cuentan con una potente fórmula avanzada de ingredientes naturales, incluyendo glucosamina HCL, sulfato de condroitina, metilsulfonilmetano (MSM), colágeno hidrolizado, ácido hialurónico, garra del diablo, fructooligosacáridos, extracto del árbol de phellodendron, bromelina y cúrcuma.

Además, este producto ayuda a calmar la hinchazón y cuenta con un sabor especial que los perros adoran, lo que facilita su ingesta.

Para su administración se recomienda utilizar 1 comprimido por cada 10 kilos de peso corporal al día. Lo ideal es dividir la dosis diaria entre dos porciones, las cuales deben ser suministradas junto con la comida, para reducir las posibilidades de trastornos gastrointestinales.

En casos de animales que sean sensibles a los cambios en su dieta, se aconseja comenzar con una dosis más baja hasta que el mismo se adapte al producto.

El suplemento Maxxiflex+ viene en un frasco con 120 tabletas e incluye un prospecto con sus indicaciones que, además de en idioma inglés, se ofrece en alemán, francés, español e italiano para garantizar su correcta lectura y comprensión.

Con estas vitaminas, tu American Stanford se mantendrá activo y en movimiento por más años, mejorando su calidad de vida y retardando la aparición de los signos de envejecimiento. Así podrán disfrutar cada una de sus etapas de la mejor manera.

Valoración
[Votos: 1 Valor: 5]