Saltar al contenido
American Stanford

Chapa de identificación para tu American Stanford

El mayor miedo que tienen todas las personas que comparten su vida con un perroes la de perderlo en el algún momento.

A veces un pequeño descuido puede hacer que tu American Stanford salga corriendo detrás de alguna cosa que llame su atención o que escape de la casa cuando no estás presente.

La pérdida de nuestro amigo puede ser dolorosa y sumamente angustiante, por lo que es importante tomar recaudos para que eso no ocurra.

Como primera medida, es fundamental que no dejes a tu perro andar suelto por la calle o lugares abiertos hasta que no esté preparado para hacerlo.

Si tu American Stanford acaba de llegar a tu vida, primero debes adiestrarlo y fortalecer el vínculo durante un buen tiempo, hasta que tengas la seguridad de que acudirá a tu llamada cuando le ordenes que vuelva a tu lado, ya sea porque está en un terreno peligroso o porque se alejó demasiado.

Del mismo modo, si has decidido llevarlo sin correa, es importante que estés siempre atento a sus movimientos, mismo cuando te encuentres en una zona que te parezca segura. Los perros pueden ser muy veloces y en un descuido es fácil perderlos de vista.

Muchas veces el olor de comida, la presencia de otros animales o de una perra en celo, pueden hacer que tu American Stanford salga corriendo rápidamente sin que lo percibas. Lo mismo si se asusta por algún ruido externo, como la explosión de un petardo o de fuegos artificiales.

Otro aspecto que debes controlar es la seguridad de tu casa. Muchas veces las mascotas escapan de sus hogares cuando se quedan solas, por lo que no se deben dejar puertas ni ventanas abiertas. De igual forma, si tienes jardín, debes cerciorarte de que esté bien vallado.

Para evitar cualquier contratiempo, es fundamental que tu American Stanford lleve siempre una chapa de identificación con su nombre y un teléfono de contacto.

Dentro de este rubro, una opción muy recomendable son las placas para perros y gatos de National Engraver. Se trata de etiquetas de lujo personalizadas que, además de facilitar el encuentro de nuestro compañero en caso de pérdida, también son muy elegantes y divertidas.

Las mismas vienen en cuatro colores: oro (metálico), plata (metálica), azul celeste (helado) y piedra Gris (helado) – y ocho formas: hexágono, redondo, cuadrado, nube, proteger, corazón, estrella y pata.

Además, es posible elegir entre tres tamaños: pequeño (20 mm), medio (30 mm) y grande (35 mm), haciendo que su personalización sea perfecta.

Las chapas están hechas de acrílico, tienen un espesor de 3 milímetros y vienen con dos llaveros incluidos de color plateado. En ellas se pueden escribir el nombre de la mascota, del dueño y un número de teléfono, o lo que tu desees.

Con este producto tendrás la seguridad de que podrán contactarte en caso de que tu American Stanford se pierda.

Valoración
[Votos: 0 Valor: 0]