Saltar al contenido
American Stanford

Cama de espuma viscoelástica para tu American Stanford

Tu American Stanford necesita descansar en un lugar apropiado, en el que se sienta cómodo y seguro. 

Tal vez te parezca que no es una decisión muy importante, pero la elección de la cama es un ítem fundamental en la vida de tu perro y puede tener una influencia sustancial en su comportamiento y su carácter futuro.

Cuando una mascota llega a la casa, el tener su propio espacio de descanso le ayuda a integrarse dentro del hogar y la familia, y le enseña que su lugar es diferente al de su dueño.

Por otro lado, ese sitio debe convertirse en una guarida donde se sienta protegido y resguardado, para poder relajarse y reposar con tranquilidad.

A la hora de elegir, debemos optar por un modelo que sea cómodo y se amolde a su tamaño. Para ello, tanto el tronco, como la cabeza y sus extremidades deben quedar dentro de la cama.

De lo contrario, una muy pequeña le provocará una sensación de malestar, mientras que una muy grande no le dará seguridad ni el  calor apropiado.

Para los perros que duermen acurrucados, lo ideal es adquirir una cama redonda o cuadrada, con bordes que lo resguarden. Si en cambio descansa con el cuerpo estirado, se recomienda una rectangular en la que pueda ensancharse a gusto.

Otro punto que hay que tener en cuenta es que el producto sea fácil de lavar y de limpiar, más si tu American Stanford es de los que pasan mucho tiempo corriendo por el parque u otros lugares en los que puede juntar barro, polvo y otro tipo de suciedad.

En lo que se refiere al material, es importante que sea impermeable, para que el líquido no pase a través de él, y aislante, para evitar el contacto con el frío del suelo.

También debemos considerar si vivimos en una zona fresca o cálida. En caso de temperaturas bajas, es aconsejable que sea acolchada y de felpa. Si en cambio son altas, lo ideal es que tenga esterillas refrigerantes.

Dentro de las opciones disponibles en el mercado, un producto muy recomendable es la cama de espuma de PetFusion. La misma viene en color gris, pesa 6,35 kilos y mide 91,4 x 71,1 x 22,9 centímetros, un tamaño ideal para tu American Stanford.

Está hecha con sarga resistente de poliéster (65%) y algodón (35%), y base de acolchonamiento viscoelástico que alivia la presión del cuerpo.  Cuenta además con cojines con relleno ecológico reciclado, que pueden ser utilizados como apoya cabeza por tu mascota.

La cama es fácil de limpiar y de quitar pelo, ya que posee una cubierta exterior extraíble que se puede lavar a máquina. También es resistente al agua, para casos de accidente, e incluye un protector para evitar manchas.

En definitiva, se trata de una muy buena opción para que nuestro American Stanford puede descansar de una manera cómoda y segura.

Valoración
[Votos: 0 Valor: 0]