Saltar al contenido
American Stanford

Comederos automáticos de alimentos y agua para tu American Stanford

Sabemos que adoras pasar tiempo con tu American Stanford. Disfrutar de su compañía y salir a pasear y divertirte con él es una sensación única que no cambiarías por nada.

Sin embargo, muchas veces las obligaciones laborales, sociales y familiares hacen que debas pasar varias horas fuera de tu hogar, dejándolo solo.

Esto puede resultarte muy angustiante y preocupante, más cuando el tiempo pasa y llega la hora de comer de tu compañero.

Te lo imaginas con hambre y con sed, dando vueltas por la casa, esperando tu llegada, mientras tú debes quedarte en la oficina después de hora para terminar un trabajo urgente, estás atrapado en el tránsito o perdiste el tren que tomas habitualmente.

Tu American Stanford depende de ti para alimentarse y, si vives solo y no tienes alguna persona que pueda socorrerte en estas circunstancias, cualquier atraso e imprevisto pueden convertirse en un problema.

Lo mismo si surge un compromiso social de último momento que no quieres perderte o debes hacer un viaje corto en el que no puedes llevarlo.

Para ayudarte en estos casos, en el mercado existen varios productos disponibles para que no tengas que preocuparte más con la alimentación de tu compañero.

Uno de los más recomendables, y que cuenta con un alto índice de satisfacción de clientes, son los comederos automáticos de alimentos y agua de YGJT.

Se trata de dos dispensadores para mascotas que se venden juntos y que no precisan de batería para funcionar. Los mismos están hechos de plástico de grado alimenticio, un material liviano, limpio, seguro y no tóxico, realizado especialmente para contener alimentos y evitar enfermedades.

Sus dimensiones son 31,5 por 17,5 por 30 centímetros, con una capacidad de 3.75 L. (0.99 Gals) para cada pieza. Esto permite almacenar hasta 2,5 kilos de pienso y 3,75 litros de agua en ellos.

Estos contenedores sirven tanto para perros como para gatos, por lo que fácilmente podrán ser utilizados por tu American Stanford. Además, es un producto respetuoso con el medio ambiente y de fácil reciclado.

El alimento se introduce de forma simple, retirando la tapa que se encuentra en la parte superior del dispensador.

En cuanto al agua, se debe levantar el cubo y cargar, y cuenta con un diseño especial que evita el derramado.

En raras ocasiones el comedero de alimentos puede atascarse debido al clima húmedo. En ese caso bastará con agitarlo un poco para que vuelva a funcionar normalmente.

Para la limpieza, sus piezas se desmontan de manera rápida y sencilla. Se debe usar agua fría o tibia, evitando la caliente a más de 25 grados.

Además, el producto es de entrega rápida y cuenta con un año de garantía.

Con estos comederos automáticos, tu American Stanford tendrá siempre agua y alimentos frescos y limpios a su disposición, por lo que no tendrás que preocuparte más con los atrasos y los imprevistos que demoran tu llegada.

Valoración
[Votos: 0 Valor: 0]