Saltar al contenido
American Stanford

Juguete resistente y divertido para tu American Stanford

El American Stanford es un perro que tiene una gran energía, por lo que necesita de actividad física y un entretenimiento constante que le permitan descargar su ansiedad y vigor.

Sin embargo, muchas veces las vicisitudes del día a día hacen que no le podamos dar toda la atención y el tiempo que se merece.

El trabajo, los estudios, las ocupaciones sociales y otros quehaceres nos mantienen varias horas fuera de casa y nuestro compañero se queda solo, sin nada para hacer.

Esto puede generar que tenga comportamientos destructivos, mordiendo zapatillas, muebles, almohadones y cualquier otra cosa que encuentre en su camino, buscando descargar la angustia por la separación y el aburrimiento.

Los expertos en adiestramiento canino suelen recalcar que la clave para evitar estas conductas está en el ejercicio físico y mental. Como se dice habitualmente, un perro cansado es un perro feliz.

Por ello, además de los paseos diarios, es importante que nuestro American Stanford tenga con qué distraerse, más aún si pasa muchas horas solo.

En ese marco, los juguetes son una buena alternativa para mantenerlos ocupados y activos. Por un lado nos servirán para interactuar y jugar con ellos cuando tengamos tiempo libre, y por el otro permitirán que pueda entretenerse con algo cuando no podamos darle atención o cuando tengamos que salir por algún motivo.

Por otro lado, en el caso de los cachorros de pocos meses, si están cambiando sus dientes necesitan morder alguna cosa para aliviar el dolor de las encías y ejercitar su dentadura. Y siempre es mejor que sea un juguete y no nuestros zapatos nuevos.

A la hora de elegir un producto, es importante tener en cuenta las características de nuestro American Stanford. Recuerda que se trata de una raza que por lo general es musculosa, fuerte y de mandíbulas potentes, por lo que debes elegir un elemento resistente, que no sea fácil de romper y que no tenga partes pequeñas que se suelten con facilidad y puedan ser injeridas por error.

Dentro de las distintas ofertas que hay en el mercado, una opción muy recomendable es el Juguete para Masticadores Agresivos de Oneisall. El mismo tiene forma de hueso y está hecho de un material no tóxico que resiste las mordidas más intensas, evitando que se quiebre con facilidad.

Viene en tres tamaños diferentes –pequeño, mediano y grande- y posee cerdas especiales que ayudan a limpiar los dientes de nuestro American Stanford, evitando la formación de sarro.

Por otro lado, el juguete cuenta con sabor a tocino, lo que lo hace más irresistible para nuestro compañero, quien así pasará más tiempo ocupado y podrá matar el aburrimiento.

En definitiva, se trata de un producto resistente y de buena calidad que, además de permitirnos jugar con él y entretenerlo en sus horas de soledad, también colabora con su salud dental.

Valoración
[Votos: 1 Valor: 5]