Saltar al contenido
American Stanford

Collar antiparasitario para tu American Stanford

Las pulgas y las garrapatas son los parásitos externos que en forma más habitual atacan a los perros, y el American Stanford no es la excepción.  

Estos insectos y ácaros pueden afectar seriamente la salud de nuestro compañero, causando infecciones y anemias, además de transmitirle virus, bacterias y enfermedades. 

Las pulgas miden de 1,5 a 3,3 mm de largo y son muy ágiles, pudiendo saltar grandes distancias. Cuentan con un mecanismo bucal de tubos que les permite alimentarse de la sangre de sus huéspedes, y su saliva puede causar una reacción alérgica que agrava la picazón.

Si notas que tu American Stanford se rasca en forma intensa, es muy posible que esté infectado por estos insectos. Para detectarlos, también puedes revisar a tu perro en busca de sus excrementos, que se ven como pequeños puntos negros en el pelaje.

Cada pulga puede poner entre 20 y 30 huevos por día, por lo rápidamente pueden esparcirse por el ambiente. Las mismas suelen causar dermatitis alérgicas, además de transmitir diferentes dolencias, como la peste y el tifus, e infecciones en el tubo digestivo.

Por su parte, las garrapatas pertenecen a la familia de los ácaros y miden unos 6 mm. Tienen cuatro pares de patas terminadas en dos uñas, con las cuales se adhieren a sus huéspedes para chuparles la sangre. Cada hembra puede llegar a poner más de mil huevos por día.

Debido a su tamaño, son fáciles de detectar. Suelen ubicarse en las orejas, en las axilas y entre los dedos de las patas de los perros y, al cambiar de animal con frecuencia, suelen transmitir muchas enfermedades bacterianas y virales. 

En ambos casos, deberás tratar a tu American Stanford ytambién utilizar productos que actúen en el ambiente, para evitar su proliferación. 

Para ese fin, existen en el mercado diferentes opciones, como pipetas, comprimidos y sprays, además de champús especiales.

Un artículo muy recomendado por los veterinarios es el collar antiparasitario de Pro Homer. El mismo cuenta con una tecnología de liberación sostenida, que ofrece hasta 8 meses de protección contra larvas, garrapatas, mosquitos, pulgas y piojos.

Su larga duración lo hace muy rentable, en comparación a otros productos que deben aplicarse todos los meses.

Además es resistente al agua, por lo que puede usarse sin problemas durante el baño, en los días de lluvia, en la piscina o en los paseos por la playa sin que pierda su efecto. 

El collar tiene un tamaño estándar de hasta 63 centímetros, que es fácilmente ajustable, lo que lo hace apto para todo tipo de perros, desde razas pequeñas, hasta medianas y grandes.

El mismo se puede utilizar las 24 horas, los 7 días de la semana, ya que está libre de alergias y protege la piel del animal. De todos modos, es recomendable mantenerlo alejado de los niños, los alimentos y los ojos, y lavarse las manos luego de tocarlo.

En definitiva, este producto de Pro Homer es una muy buena opción para mantener a tu American Stanford protegido de pulgas, garrapatas y otros parásitos por varios meses y a un precio accesible.

Valoración
[Votos: 1 Valor: 5]